miércoles, 24 de marzo de 2021

Viajando a Ibiza mientras duermes, Balearia.

 El verano del 2020 ya sabíamos que iba a ser diferente, muy diferente... El COVID-19 llegaba en marzo para quedarse y hacernos la vida muy diferente pero aunque en un principio renunciamos a nuestras vacaciones que nos llevaban a dos lugares al otro lado del charco, finalmente decidimos que nos iríamos unos días a Ibiza pero llevando nuestro propio coche. 

En un primer lugar, íbamos a coger dos ferrys de los rápidos pero un cambio de última hora nos hizo tener que hacer la ida en uno que dura toda la noche pero cogimos camarote para poder dormir y también para estar en " nuestra burbuja", algo que se ha tenido que poder de moda a la fuerza. 

Así que el día que salíamos, nos fuimos para Barcelona porque había que estar un par de horas antes de zarpar para aparcar los coches en bodega y nos dispusimos a hacer un viaje a las islas nunca hecho pues o bien hemos ido en ferry rápido o en avión. 


No sé si habéis ido en ferry alguna vez pero es súper emocionante el tema de ir con tu propio coche. Nosotros ya lo hemos hecho varias veces pero sigo poniéndome " espitosa " cada vez que lo hacemos... Ese rugir de los motores dentro del barco, ese " baje a la segunda planta" y que se te pongan los ojos como platos igual que a los niños... 
Y luego, acuérdate de dónde has dejado el coche... Pero eso es cuestión de cada cabecita. 

Esta vez nos tocó el Ferry llamado " Martín i Soler " así que una vez aparcado el coche y sacada una bolsita con las cuatro cosas que necesitábamos para el camarote, nos dispusimos a buscarlo y a disfrutar del barco - en la medida en lo posible porque el virus restringía muchas cosas como por ejemplo la piscina- .

Tengo que decir que la atención de 10 y con todas las medidas higiénicas habidas y por haber. 
Nos indicaron todo correctamente, tanto dónde se encontraba el camarote como los restaurantes, servicios, etc. 


Elegimos un camarote normal, de los que son para hasta 4 personas y la verdad es que para dormir, porque era única y exclusivamente para lo que lo queríamos, puedo decir que una maravilla. 
Sistema de litera al ir 4, mesa con 2 sillones, ventana, armarito y un baño completo, con amenities, toallas limpias, etc. 
Muy completo, muy limpio, las camas cómodas y el sistema antialérgias para la limpieza se notaba. 
Recomendado 100%.  


El ferry tiene muchos servicios: 

* Lobby Bar: para tomarse algo en el interior, comer, cenar, desayunar... 


* Butaca estándar: para viajar sentados. Se reclinan un poco y están acolchadas. 


* Butaca superior: son butacas de piel, situadas en un salón a parte, totalmente reclinables y con dispositivos para poder cargar teléfonos móviles, tablets, etc. Con servicio de bar. 


* Camarote, del que ya os he hablado. 


* Camarote Superior: cama king size, tv, cesta de frutas y baño. 


* Otros servicios tales como bares y restaurantes, tienda, piscina en el exterior, zona para peques, wifi, dos zonas para mascotas... 


** Servicios para personas con movilidad reducida: baños adaptados, butacas adaptadas, anclajes para sillas de ruedas, 5 Camarotes habilitados (2 para personas con movilidad reducida y 3 sensoriales ) , ascensores... 


Como podéis ver, es un barco al que no le falta de nada para hacer la travesía desde la Península hasta las Baleares. 

Puedo deciros que nosotros nos sentimos muy cómodos, tanto en el camarote como en el exterior ( vale, aquí los niños se quejarán porque no pudieron disfrutar de la piscina pero las medidas del COVID son las que son ). 

Cenamos allí, en el exterior, viendo como el sol se ponía en el puerto de Barcelona y como nos íbamos alejando de la ciudad hasta dejar de ver las luces y luego ya nos fuimos a dormir. 
Quizá el servicio de bar algo caro para 4 sandwiches y 4 refrescos ( el servicio de restaurante no os lo puedo decir porque no lo utilizamos y la tienda estaba cerrada por la noche ). 

Dormir ya fue otra cosa... Mientras maridín dormía profundamente, a los peques y a mí nos costó más, no por mala mar ni incomodidad, sino porque es algo nuevo y bueno, siempre hay esos nervios infantiles y a mí eso de dormir cuando viajo me cuesta un poco, amén de que cuando empezamos a entrar a puerto, empecé con mis mareos - a pesar de la biodramina - por el barco y por el cansancio. 

Pero repetiría sin duda. 




Ficha técnica

Eslora

Eslora

165 m

Manga

Manga

25 m

Velocidad

Velocidad

23 nudos

Personas

Personas

1200

Vehículos

Vehículos

567


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!