jueves, 5 de septiembre de 2019

Isla Mauricio: lo que NO te puedes perder II

Cuando os hablé en el anterior post de las cosas que no te puedes perder en Isla Mauricio, ya vistéis que os puse un " continuará" porque es que en un sólo post ( y no sé si en dos voy a poder ), es imposible hablaros de lo que tenéis que ver, sí o sí, en la isla. 

Así que vamos al lío, que hay mucho que visitar!!! 

Parque Natural de Black Rives Gorges

Este parque natural está lleno de encanto ya que desde él, se pueden hacer innumerables rutas de senderismo o bien una visita general que es lo que hicimos nosotros. 


Para ello, hay que subir hasta la entrada del parque y desde allí, observar los cráteres de los antiguos volcanes ( tranquis, no hay ninguno ni siquiera latente ni dormido ), la espesa vegetación y las vistas de toda la isla ( cuando está despejado ). 
También podéis ver algunas cascadas y los monos que allí viven. Tened cuidado que son unos pillos y como estéis comiendo o bebiendo algo...



Recordad no tocarlos porque si os muerden tendréis un serio problema... 







Cascada de Chamarel

Ver la cascada de Chamarel es algo impresionante ya que cae por la roca basáltica desde hace millones de años y mide exactamente igual que la estatua de la Libertad de Nueva York. 
La formación se ha ido erosionando con el paso de los años y la acción del agua y deja ver un agujero que se va haciendo profundo, por donde cae el agua, casi perdiéndose en la inmensidad de la vegetación mauriciana. 

Imprescindible visitar esta cascada. 






Grand Rivière Sus Est ( los nombres son criollos )

Para hacer esta excursión, podéis o bien ir andando o bien desde el mar - esta fue nuestra opción -. 

Se trata de ver una maravilla de la naturaleza como es la desembocadura de un río al mar, la cual consta de una cascada y de un entrante de mar en el que el agua dulce se junta con el agua salada, formando un estuario lleno de vegetación. 

Según el clima, la cascada cambia de color, siendo de azul intenso en los días en los que no hay lluvias y amarronada por los sedimentos que lleva en los días en los que ha llovido la noche anterior. 


Como veís, se puede llegar a pie... Muy maja ella sin apartarse mientras hacíamos fotos desde la barca. 

Jardin des Pamplemousses

Este maravilloso jardín, situado a tan sólo 11 km de la capital de la isla es una maravilla para la vista.
Debe su nombre a les pamplemousses, cítricos que aquí se conocen como pomelos y que en aquella época inundaban la isla ya que los holandeses consumían muchos. 

En este jardín , podemos encontrar plantas propias de la isla y plantas que los diferentes pobladores fueron introduciendo en épocas antiguas. 
Las plantas que destacan más son un enorme baobab, las lianas, los bambús, las palmeras, las numerosas plantas de especias y sobretodo, su estanque de nenúfares, los más grandes del mundo entre los cuales nacen unas flores - muy pocas - que crecen durante 40 años hasta florecer y luego, mueren tras unos días abiertas. Imposible perderse este lugar. 

En este jardín, también podéis ver algunos ciervos de los que antiguamente vivían en libertad por toda la isla, al igual que las famosas tortugas gigantes. 








* Si subís hasta este espectacular jardín botánico, aprovechad, ya que estáis cerca, para ver Port Louis. 

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!