jueves, 9 de marzo de 2017

El secreto de un desayuno saludable en invierno

Lo hemos oído mil veces: el desayuno es la comida más importante del día. Y aun así, a veces lo olvidamos y no le damos la importancia que merece: el desayuno es primordial, ya que es de donde nuestro cuerpo saca la primera energía que necesita para todo el día. ¿Has pensado cuántas actividades va a hacer tu hijo hoy antes de las 11h de la mañana?

El día a día de un niño está repleto de momentos de aprendizaje y actividad física que pueden requerir energía. Además,  así podrá hacer frente al invierno con energía o fuerza.  El desayuno debe cubrir el 25% de las necesidades calóricas diarias.  

¿Cómo me aseguro que mi hijo toma un desayuno saludable y equilibrado? 
Son tres los alimentos que no pueden faltar en un desayuno equilibrado: lácteos, cereales y fruta. Los lácteos aportan principalmente calcio y vitaminas. 

Son fundamentales para el desarrollo de los huesos y un buen crecimiento de los niños. Algunos cereales son fuente de fibra, y eso ayuda a que los niños tengan un buen tránsito intestinal. Y la fruta les aporta vitaminas y minerales para mantener su vitalidad y para ayudar a sus defensas.  

 ¿Qué tiene de especial el invierno? 
Si bien todos los días del año requieren un inicio enérgico para rendir a tope las 24 horas del día, en invierno conviene ayudar a sus defensas. Para ello, tus aliados son la vitamina C, algunos minerales, como el zinc, y las vitaminas B6 y D, que ayudan a nuestras defensas y a reducir el cansancio.  


¿Cuál es la fórmula ideal? 
Éste es un buen ejemplo de desayuno, especialmente en invierno: 

1. Zumo de naranja: La vitamina C ayuda a nuestras defensas  

2. Algunos Cereales: algunos cereales son ricos en fibra, que ayuda al tránsito intestinal  

3. Yogur: El calcio de los lácteos es importante para ayudar a la salud de los huesos y el crecimiento de los niños. 

Tómate tiempo para el desayuno. Aunque vayas con prisas por la mañana, no te saltes ningún desayuno. Asegúrate que tus hijos salen de casa desayunados y ponles en la mochila un complemento para la hora del recreo: hay muchas opciones cómodas para llevar en la mochila, desde un paquete individual de cereales a una pieza de fruta o un yogur. 

Una interesante alternativa a la hora de escoger un producto lácteo para tus hij@s es Actimel, que contiene L.Casei Danone y vitaminas D y B6,  que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmunitario. Además, la gama Actimel Kids gracias a su nueva fórmula es fuente de calcio. Actimel Kids es apto para niños mayores de 3 años cuando se consume como parte de una dieta y estilo de vida sanos y equilibrados. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!