jueves, 23 de febrero de 2017

Los buenos hábitos en invierno. Mantenerse activos.

Nos encanta sentirnos cómodos y calentitos en el sofá de casa cuando vemos una estampa invernal por la ventana. Pero los niños necesitan jugar al aire libre sin importar la época del año y, además, se lo pasan en grande si hay nieve. Entonces, ¿cómo podemos hacer para que los niños disfruten del deporte en invierno sin ningún contratiempo?

La primera norma es no cambiar los planes ni las rutinas. Si con el buen tiempo tus hijos van a jugar al parque, ¿por qué no hacerlo en invierno? Puedes evitar los días de lluvia y si ha helado la noche anterior, pero no dejes de acudir al parque sólo porque no te apetece pasar frío.
 

Y si hablamos de deporte, puedes adaptarlo o reducirlo si hace mucho frío. Pero recuerda que la actividad al aire libre tiene múltiples beneficios (1).

¿Y si les apunto a un deporte de interior?

 Es una buena opción. 
Podéis hacer una rutina de ejercicio físico en familia, como la natación. Pero si prefieres que tu hijo forme parte de un equipo, algunos deportes de interior de invierno son el patinaje, el hockey sala o el baloncesto.
 
¿Cómo les tengo que vestir para hacer deporte en invierno? 

Si el deporte es al aire libre, una camiseta térmica debajo de la equipación puede ser conveniente y, en días de mucho frío, unas mallas térmicas, aunque lo más importante es que los niños se sientan cómodos y no suden más que por el esfuerzo físico.
Olvídate de gorros y bufandas en la práctica de deporte, pero sí pueden ser oportunas si los niños están jugando en un parque al aire libre, vestidos de calle. Los guantes, si son finos, sí pueden venir bien en la práctica del deporte y, por supuesto, para jugar.
 
Sea cual sea la situación –deporte o juego al aire libre- es muy importante que la ropa que lleven sea transpirable y no abundante; es mejor vestirse con tres capas de ropa que puedan sacarse y ponerse con facilidad.


No te olvides de la alimentación y de hidratarles. Aunque haga frío, el cuerpo suda y necesita reponer la pérdida de líquidos. Asegúrate de que beban agua regularmente, especialmente después del partido, del entreno o de estar jugando toda la tarde en el parque. En cuanto a la alimentación, recuerda que un desayuno completo y saludable aporta la energía que los niños necesitan, y un lácteo como Actimel que contiene L.Casei Danone y vitaminas D y B6, que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

Recuerda, el frío no puede ser una excusa para dejar de hacer ejercicio físico en invierno. Motívales y participa con ellos de la práctica de deporte. Contribuirás en su salud física y mental y en un futuro saludable.


Links de interés:
(1) La pirámide de la actividad física para los niños:
http://www.guiainfantil.com/blog/ocio/deportes/la-piramide-de-la-actividad-fisica-paralos-ninos/

4 comentarios:

  1. Nosotros siempre salimos a pasear y conocemos nuevos parques :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo..Los niños si no salen se nota. En invierno hay que moverse, aunque yo no se si alos tuyos, pero a los mios me cuesta ponerlos en marcha..Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaja, a los míos en invierno depende... Aquí aún pero en la montaña con la chimenea... No los sacarías de casa... Ufff.
      Besitos!!

      Eliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!