miércoles, 30 de enero de 2019

Tratamiento de parafina para cuidar las manos

Durante todo el año, las manos sufren, porque es lo que más utilizamos pero, en invierno, aún sufren más por el frío y debemos acordarnos de cuidarlas. 
A pesar de ponernos crema, de vez en cuando, necesitan un extra de mimos y para ello hay un tratamiento que he podido probar de la mano - nunca mejor dicho - de Konema Estetik y os lo quiero contar. 
Es un tratamiento que no os llevará mucho tiempo pero que realmente funciona y deja las manos suaves y llenas de vida: el baño de parafina para manos. 

Porqué funciona ? 

La parafina es una cera ( sirve también para hacer jabones y velas ) que se aplica caliente sobre las manos a tratar y lo que hace es que, como se adhiere a la piel - no se pega, no so asustéis - hace que la humedad de las capas inferiores de la piel suba hasta las capas superiores. 
Como la parafina se queda dura y no es porosa, esa humedad se queda en las manos, hidratándolas. 


Sus beneficios son muchos pero yo os quiero destacar los que a mí mejor me han ido: 

- El calor que proporciona el baño de parafina en las manos, actúa de vasodilatador por lo que mejora la circulación en las manos y alivia el dolor. Para mi artritis en dedos es genial. 

- Relaja un montón al no tener dolor en los dedos. 

- Nutre muchísimo las manos y las deja suaves y hasta podríamos decir que elásticas, las llena de vida. 

Cómo se realiza este baño de parafina? 

* Primero la parafina se tiene que calentar en un contenedor parecido al que se calienta la cera y cuando esté caliente, ya se puede utilizar. 
El tratamiento se debe realizar primero con una mano y luego con la otra. 

1. Hay que sumergir la mano en la parafina caliente ( cuidadín con no ponerla demasiado caliente ni de tocar el contenedor por dentro porque nos podríamos quemar ).
Lo haremos tantas veces como sea necesario hasta que cada mano esté completamente cubierta por la parafina. 
* Los dedos abiertos!!!


Esta mano debería volverse a sumergir ya que no está
cubierta del todo por la parafina.



2. Cuando tengamos la mano cubierta enteramente de parafina, la pondremos en una bolsita de plástico. 

3. Cuando hayamos hecho el paso 1 y el 2 con cada mano, las meteremos en unas manoplas ( de rizo  ser posible  y si están algo calentitas mejor ) durante 20 minutos. 


4. Cuando haya pasado este rato, hay que quitar suavemente la parafina, enrollándola desde la muñeca hasta quitarla por los dedos - sale muy fácil - y masajear las manos con una crema hidratante. 

Y ya tendréis unas manos de anuncio!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!