lunes, 1 de octubre de 2018

Visitar ruinas mayas con peques II


Las ruinas mayas en México no se acaban en Chichén Itzá, visita que ya os expliqué, sino que hay muchas más... 
Como os dije, las de las zonas que se consideran más peligrosas ( como Uxmal y Palenque ), aunque nos hubiera gustado que los peques las conocieran como nosotros habíamos hecho en nuestro primer viaje, quedaron descartadas, por esta causa y por la distancia desde Riviera Maya. 

Así pues, hoy voy a seguir explicando un poquito otras ruinas que podéis visitar con los peques... 

Son de menor dimensión que las famosísimas Chichén Itzá pero no por ello menos bonitas y os diré una cosa... Incluso en algunas, al ser más pequeñas o estar rodeadas de selva, se puede llegar a sentir el misticismo que las rodea. 

Empezaremos si os parece por Cobá, que tiene un aliciente añadido: se visita en bicicleta o triciclo!!!
Maridín y el mayor, recorrieron los casi 3 km en bici, la peque y yo, fuimos en triciclo... Y la verdad es que fue muy curioso porque si os fijáis en la foto, os pasajeros van delante y no detrás. 
* También podéis hacerlo a pie si queréis. 

Cobá

Si quisiéramos saber dónde está Cobá con respecto a otras famosísimas ruimas, podríamos decir que se sitúan a 90 km de Chichén Itzá y a 40 de Tulum, por lo que podéis hacer las dos en conjunto y Chichén, para otro día. 

Cobá, está situada cerca de unos cuántos lagos naturales y sigue estando rodeada de selva, entre árboles, mangles, etc... Puedes sentir su magia y ver que hay algunas estructuras de la ciudad que aún están bajo la naturaleza por lo que mentalmente puedes trasladarte a la época de los mayas... Es mágico!!!
La visita puede durar unas 2 horas, tiempo en que os sumergiréis en la selva, oiréis el canto de las aves y veréis construcciones que en otras ruinas no veis y sobretodo, su majestuosa y alta pirámide. 

Pero no olvidéis el agua, el sombrero, la crema y el repelente de mosquitos porque por mucho que haya sombras, el calor es sofocante y ya sabéis que del cielo de México nunca debemos fiarnos, aunque esté nublado, los rayos UV están ahí. 

Pirámide de Cobá: es una pirámide impresionante, por lo alta que es y por su estructura algo resquebrajada por los años ( sobretodo en la zona de los escalones ). Por favor, si subís a ella, hacedlo con el máximo de cuidado, tanto al subir como, sobretodo, al bajar... Una mala caída puede ser fatal... De verdad... No es por asustaros pero es la verdad.
Tiene 42 metros de altura y desde su cima, la visión es preciosa pero sube y baja con calma y si te tienes que sentar a ratos, hazlo.
Y si una vez arriba, te pones tan content@ como mi hijo y mi marido, genial! Pero piensa que luego hay que bajar!!!

 





Juego de pelota: sólo sabiendo que en el reciento hay varios juegos de pelota ( de dimensiones mucho más pequeñas que el que hay en Chichén Itzá ), podemos hacernos una idea de todas las ruinas que aún quedan debajo de la selva. 


Estelas: por todo el recinto, podemos ver estelas solas o conjuntos de ellas. Qué son? Pues son unas piedras enormes en las que hay relieves mayas en los que se nos explican historias. 


Xaibé: podríamos decir que era como una especie de alacena donde guardaban el trigo, otros cereales y demás alimentos que cultivaban. 
Para mí, la edificación más bonita de todo el conjunto de ruinas. 


Como véis, Cobá no es tan grande ( o sí, pero no se sabe ) como Chichén Itzá pero tiene un encanto diferente que os atrapará. 

Y como dato adicional, tenéis tiendecitas de souvenirs fuera pero lo más importante es que justo al lado del lago, hay restaurantes tradicionales dónde son familias mayas las que cocinan. Quedamos todos maravillados, sobretodo del pollo al pibil... Uffffffff

Ek Balam

Ya de por sí, la traducción de su nombre me encanta: " jaguar negro"... Con lo bonitos que son lo jaguares... 

Se dice que llegó a tener hasta 12 km cuadrados pero la verdad es que hay muy poquitas ruinas que han sido desenterradas aunque no por ello tenéis que dejar de visitar estas ruinas. Incluso se dice que había una zona en la que sólo podía vivir la gente importante o lo que serían los V.I.Ps de aquella época. 

Una cosa destacable de estas ruinas es que estaban amuralladas y se entraba a ellas por un arco maya... Algo que no suele verse en las demás ruinas que se pueden visitar. 


Acrópolis: la acrópolis es la pirámide de Ek Balam, en la cual se pueden ver unos bajorelieves  murales impresionantemente tallados e inscripciones mayas y un friso que da a entender que es una mandíbula de algún animal ( posiblemente un jaguar, por el nombre de la ciudad ).
Se puede subir a ella, con cuidado, siempre... Y desde arriba, poder ver la selva... Las vistas son impresionantes!!! 

Tiene unos 30 metros de alto aproximadamente por lo que no es ni de lejos la pirámide más alta pero, podríamos decir que es una de las más voluminosas y la que tiene más decoración de todas ( 168 metros de ancho ). 

Llama la atención que este templo tiene varias entradas a los diferentes " pisos " y desde dentro, se puede acceder a galerías, pasillos... 




Estelas: se pueden encontrar varias, entre las cuales destaca una en la que parece ser que hay un ritual de sucesión. 


El juego de pelota: como en toda ciudad maya que se precie, Ek Balam también tiene su juego de pelota. Normalito, como el de Cobá, pero precioso... Tiene algo que te deja anonada@.



Las gemelas: son dos construcciones que se parecen algo entre sí... No se sabe para qué se utilizaron y posiblemente ese no sea su nombre real. 


El Palacio Oval: construcción que se cree fue residencia de la " nobleza" pero también sirvió en alguna época como centro ceremonial. 


Como podéis ver, son ruinas que se pueden visitar con peques, no hay ningún problema por ello y el tema de las pirámides, pues eso ya los papis y mamis deciden.
En Cobá, sólo subierón maridín y el mayor y en Ek Balam los 3. Mi vértigo y yo nos quedamos abajo. 

Y aún hay más ruinas que visitar, Tulum, al lado del mar pero las dejamos para otro día... 

Os dejo un par de vídeos... 



10 comentarios:

  1. A las zonas peligrosas con niños mejor no ir, te doy la razón... Me ha encantado tu post y que nos descubras estos lugares tan maravillosos y tan diferentes en arquitectura y paisajes de lo que tenemos por aquí.Me apunto Cobá por si alguna vez vamos a la Rivera Maya. No dudes en que si lo hacemos te pediré consejo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pide consejo cuando quieras... De lo que sepa, ajajajajaja.

      Eliminar
  2. ¡¡ Que sitios más bonitos y con tanta historia!!
    Me ha sorprendido muchísimo la pirámide de Cobá, ver esas fotos y la gente subiendo ¡¡madre mía!! Bajar tiene que ser toda una aventura ...... También me llamó la atención: Ek Balam y la acrópolis y sobre todo la arquitectura, las construcciones que se conservan después de tantísimo tiempo y de los paisajes que se puedan ver desde las partes mas altas.
    Tienes mucha suerte de disfrutar de toda esa belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que son unas ruinas preciosísimas!!!

      Eliminar
  3. Nosotros cuando fuimos a México fue antes de nacer el peque así que solo hemos ido en plan pareja pero siempre hemos dicho que en cuanto podamos repetimos con él porque queremos que lo vea. Pero estamos esperando a que sea un poco más grande, por las horas de avión y para que recuerde todo después.

    ResponderEliminar
  4. me encantaría ir, aunque la peque aun es pequeña. Pero me lo apunto!

    ResponderEliminar
  5. Cuántos lugares maravillosos nos enseñas! Me ha gustado mucho, además que así aprenden la historia de una forma divertida y significativa. Qué ganas de conocer todo lo que nos muestras. Besos

    ResponderEliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!