miércoles, 10 de octubre de 2018

Cenotes con peques

México tiene mar, un mar precioso, y unas ruinas y junglas impresionantes, pero también tiene algo que hace que sea especial: cenotes.

Qué es un cenote? 

La palabra cenote proviene del maya y significa pozo o abismo y para los mayas eran lugares sagrados. 


Son cámaras subterráneas de agua que se forman cuando ésta va filtrando por la roca caliza y pueden estar más o menos abiertos ( algunos son auténticas cuevas y otros están más en la superfície ) según el tiempo que tengan desde que se empezaron a formar. 
México tiene una inmensa cantidad de ellos, llegando a haber formado una red subterránea de ríos que comunican muchos cenotes entre sí. 


Los que hay en la Península del Yucatán, llegan a mezclar agua del mar con agua dulce, y se puede ver perfectamente por la diferencia de visión cuando se está buceando en ellos y además, porque se puede ver fauna y flora tanto marina ( algunos peces ), como de agua dulce. 

Y sí, si habéis visto la película de Disney, "Coco", hay un cenote... Adivináis en qué escena? 


En nuestra estancia en Riviera Maya, hemos visitado con los peques dos cenotes, uno cerrado a modo de gruta y otro exterior. 

Cenote Palomitas

El cenote Palomitas está dentro de una propiedad llamada " Rancho Agua Dulce " y en ella hay varios cenotes pero nosotros visitamos el que se considera el más bonito de todos, el llamado " Cenote Palomitas ". 

Este cenote es de los que se denominan " cerrados" y es, ni más ni menos, que una espaciosa gruta a la que se accede por unas escaleras algo empinadas - cuidadín con las de dentro, están algo húmedas y podéis resbalar - hasta llegar casi a tocar el agua. 

Sólo divisarlo, ya se te pone la piel de gallina... Es una gruta llena de estaláctitas, algunas tan largas que llegan del techo al agua y ésta es tan cristalina que puedes divisar perfectamente los peces gato que en ella habitan. 
A pesar de su profundidad, 45 metros, podéis bañaros tranquilamente en él y los peques también. Incluso en el caso de que algún peque tenga algo de respeto aún sabiendo nadar, te prestan unos flotadores que van genial. 

* No olvidéis ducharos en las duchas que hay antes de la entrada, pensad que es un lugar natural y cremas, insecticidas y demás, no ayudan a mantenerlo y, sobretodo, no os olvidéis la Go Pro y unas gafas de buceo. 

Nadar en el cenote Palomitas te llena de paz y te transporta a un mundo en el que sólo hay silencio y tranquilidad. 



Los peques en la entrada del Cenote Palomitas con sus bolsas de Retales y Más, marcadas con los pins de Iberpin.



Gran Cenote


Este fue otro de los cenotes que visitamos. 
El Gran Cenote se caracteriza por su espacio abierto y sus cuevas... Además de por la gran cantidad de flora y fauna que hay en él. A pesar de la belleza que podemos ver y disfrutar, la verdad es que es una pequeña parte ya que en realidad tiene un total de 319 kilómetros de recorrido subterráneo, conviertiéndose así, en el río subterráneo más largo de México y junto al cenote 2 ojos el segundo río subterráneo más largo del mundo. 

La forma de la parte que se puede visitar y en la que se puede nadar, es muy curiosa ya que tiene forma redonda en un lado con tierra en medio - tipo isla - y luego se une a otra parte también redonda pero para llegar a esta se ha de pasar por una cueva llena de murciélagos ( tranquis, suelen estar adormilados ).


Lo curioso de este cenote es que tiene muchas profundidades diferentes: desde los 2 metros dónde se puede hacer snorkel, pasando por algunas zonas cristalinas de 10 m hasta llegar a lo más profundo que son, ni más ni menos que 102 m y en las que sólo les está permitido el buceo a profesionales de éste y de la espeleología. 

Es un lugar muy especial para ir con los peques ya que hay muchos peces de especies diferentes, pequeñas grutas por donde bucear y lo mejor de todo para ellos, tortugas, que, aunque tienen una parte específica para ellas, saltan las vallitas y merodean por todo el cenote por lo que bucear al lado de ellas es un auténtico placer. 














Os vuelvo a repetir: 

 * No olvidéis ducharos en las duchas que hay antes de la entrada, pensad que es un lugar natural y cremas, insecticidas y demás, no ayudan a mantenerlo y, sobretodo, no os olvidéis la Go Pro y unas gafas de buceo. 

Una anécdota: hay un pájaro al que llaman " el guardián de los cenotes ", muy difícil de ver... Pues tuve la gran suerte de divisarlo y hacerle una foto más o menos decente... 

Su nombre es " pájaro Toh " y es una preciosidad.

Ya veis que lo de nadar en cenotes es una maravilla y una experiencia brutal... Así que ya sabéis, si vais a Riviera Maya... No os los perdáis!!!

Os dejo los vídeos de los cenotes...





** La visita a estos cenotes la hicimos con Excursiones y Tours La Riviera Maya






8 comentarios:

  1. Que interesante, no tenía ni idea de lo que era un cenote, preciosos!!!que agua tan cristalina y lo mejor es que hayan podido disfrutarlo con el baño, que bonito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cenotes son de las cosas naturales más bonitas que hay en todo Mexico ( al menos a mi parecer ).

      Eliminar
  2. Yo con peque no, pero solos si que me metí en el Zaci, que es semiabierto...y daba yuyu pero es que me dijeron eso de "no hay huevos". Eso sí, íbamos tres parejas y solo nos metimos dos chicas....los otros unos cagaos jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese no lo he visto, así que me lo paunto para la próxima, ejejejejee

      Eliminar
  3. Es la primera vez que escucho la palabra cenote, pero éste me encanta!!! Quiero ir!!! Vaya sitio más maravilloso 😍😍
    Gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ale, próximas vacaciones programadas, ejejejejejeje

      Eliminar
  4. wow!! qué maravilla de lugar!! envidia máxima por el viaje que os hicisteis este verano!!!

    ResponderEliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!