jueves, 20 de septiembre de 2018

GRAND PALLADIUM WHITE SAND RESORT & SPA 5*

Si me habéis ido siguiendo este verano 2018 por las RRSS ya habréis visto que nuestro destino vacacional ha sido México una vez más ( y digo esto porque nosotros ya habíamos estado pero los peques no y tenían muchas ganas de ir ) y venimos encantados por lo bien que nos lo hemos pasado, lo bien que nos han tratado y, sobretodo, porque el hotel elegido ha sido una auténtica pasada!!! Imaginad lo que nos ha gustado que la peque quiere repetir el año que viene...

La primera vez que estuvimos, recorrimos México así que los 4 días que estuvimos en la playa, los pasamos en Cancún pero este año, como aunque íbamos a visitar, también queríamos días de relax alternos, fijamos la base en la Riviera Maya, concretamente en el Grand Palladium White Sand resort & Spa y sólo puedo decir una palabra: MARAVILLOSO!!!!


Os estaréis preguntando que porqué elegimos este hotel en vez de los archiconocidos de varias cadenas hoteleras españolas, a que sí?
Pues bien, porque nos gustaba su ubicación exacta, su potencial ya que es un resort en el que hay varios hoteles más de la misma cadena y se puede pasear por todos ellos y, sobretodo, porque está en un manglar, cosa que aunque le hace ser más propenso a los mosquitos, también hace que estés en plena naturaleza mexicana, cosa que conlleva, animales salvajes y flora autóctona en estado puro, por lo que era el sitio ideal para llevar a los peques. 

Su situación privilegiada nos acabó de decidir... Al Norte, Playa del Carmen ( mucho más al Norte Cancún pero no nos dice nada... ) y al Sur, Tulum ( a media horita ), Akumal y sus arrecifes de coral a 10 minutos en lancha y la preciosa Caleta Yalkú a 10 minutos en coche... 
No podía estar mejor ubicado!!! En plena Riviera Maya!!!

Además, de todos los hoteles que componen el Resort Grand Palladium Riviera Maya, es el que está más cerca de todas las piscinas, de la fabulosa playa, del spa ( for me ) y de la zona de minigolf y deportes para los peques. 

Agutí salvaje habitante del hotel

Coco, The Boss 
Hibiscus naturales
  


El mayor con una de tantas iguanas que campan a sus anchas por el hotel
La playa.


 La playa - aunque ahora casi siempre está llena de sargazo - es de finísima arena blanca ( ya sabéis que este tipo de arena es provocada por la erosión de los corales, verdad ? ) y su agua es turquesa, puramente caribeña, aunque el dichosito sargazo no deja ver lo bonitas que son las playas de Riviera Maya... Cada vez hay más... 

Pero por suerte, los trabajadores del hotel no se dejan amedrentar por él y están día y noche sacándolo para que los huéspedes puedan disfrutar de la playa. 


Hay varias zonas, una con hamacas y muchas palmeras que entrelazan entre sí las típicas hamacas mejicanas, zona en la que hay bastante sombra y está cerca del restaurante que hace marisco y pescado por la noche ( durante el resto del día hacen snacks, hamburguesas, nachos, etc ).

Hay otra zona en la que las hamacas están a pleno sol, con sombrillas de paja, mesitas para dejar los cocktails, etc. 

Desde estas dos zonas, se puede ir nadando hasta el pequeño arrecife que hay delante del hotel y hacer snorkel... Veréis peces preciosos!!

Las otras dos zonas de playa del hotel están destinadas a los deportes acuáticos que ofrecen - de forma gratuita - como por ejemplo paddel surf, windsurf, kayac,catamarán, están las oficinas de los deportes acuáticos que necesitan reserva como el snorkel en Akumal y la zona deportiva con cancha de voley playa. 

Vamos, que es una playa completita, con baños y duchas y cercana al snack bar, que te sirve cualquier cosa que pidas, a cualquier hora, las 24 horas del día. 







El complejo hotelero en sí.

El complejo hotelero es impresionante... Creo, y no debo estar equivocada, que es el más grande en el que hemos estado. 

Consta de 4 hoteles dentro del mismo resort, que, exceptuando el de adultos, comparten todas las zonas pero varían las habitaciones, las amenities y alguna que otra cosa como algunas diferencias en el TI y la proximidad a los restaurantes y piscinas, así como a la playa. 

El White Sands es el de 5* superior y por lo tanto, el que está más cercano a todo, el que tiene todas las amenities completas ( es decir, también hay zapatillas, albornoces, fruta, el minibar siempre lleno... ). 

Su decoración es puramente maya, con terraza, televisión, baño con jacuzzi, aire acondicionado, y un largo etc ... Las habitaciones rondan los 65 m2.

Su arquitectura es la tradicional mexicana, con colores vivos, techos altos ( en los loobies y demás zonas comunes techos de paja ), suelos de mármol... 

Hay varios trenecitos ( los llamados " papa móviles ) que te llevan de un lugar a otro ya que a veces, las distancias entre un sitio y otro pueden ser largas y nada mejor que ir con estos mini trenes disfrutando del paisaje. 

6 piscinas, nada más y nada menos, enormes todas ellas y diferenciadas por sus actividades... Desde la llamada La Isla, en la que hay un bar dentro de la piscina al que se llega nadando, pasando por el parque acuático de los peques y la piscina a la que yo llamé " la de las actividades de tarde " ya que hay bingo, tatoos de hena, voley, yoga, etc... 

Para los más peques, hay tres clubs, el mini , el Ranchito y el Junior Club, donde hacen actividades de todo tipo - por edades -. 

También hay un spa, mini golf, zona de tiro con arco, de tiro con escopeta, de fútbol, baloncesto, volley...

* Parque acuático infantil *

Ya me hubiera gustado a mí de pequeña ir a hotel que tuviera este parque acuático.
Es una piscina que tiene de todo, desde toboganes que dan vueltas, figuras que tiran agua y que también son toboganes, una cascada, una zona para minis ( peques que aún llevan pañalote y que no caminan ), un cubo que tira agua... 

Vamos, que se lo pasan pipa y además, tienen monitores que les hacen jugar, bailar, traen a las mascotas, a los papagayos y la cacatúa del hotel...








* Restauración *

Hay 9 restaurantes a la carta, en los que se puede comer de noche, es decir, son para las cenas... Hay desde un italiano a un japonés, pasando por un tailandés, americano, español, brasileño, etc... 

Y también 5 restaurantes showcooking, donde no sólo te cocinan al momento sino que a veces te dejan con la boca abierta de las cosas que hacen, amén de que la zona de buffets tanto por la mañana como a los mediodías y noches están llenos de exquisiteces. 

Y si os gustan los cocktails, tanto con alcohol como sin, tenéis repartidos por el resort 21 bares... 

Tanto la comida como los cocktails, snacks, etc en todos y cada uno de los sitios ( 11 días dan para mucho ), son excelentes... Lo único malo es que en las cenas, hay que ir prontito porque sino, hay que esperar para cenar... ( aunque tienen un sistema genial... Ellos te apuntan y te dan un aparatito que vibra cuando tu mesa está preparada, así, puedes ir a pasear mientras no cenas ). 

* El spa *

No puedo decir nada malo del spa... Las instalaciones son impresionantes, la atención al cliente de sobresaliente ( me tomé allí una de las mejores infusiones que he tomado en mi vida ) y el masaje... Me dejó como nueva!!!

Os podría estar diciendo tantísimas cosas del hotel...
Nos encantaron sus jardines, su iglesia, sus actuaciones nocturnas, su jardín de orquídeas, sus pasarelas de madera sobre los mangles altos, su... Podría estar así todo el día!!!!! 

NOS ENCANTÓ y es posible, raro en nosotros, que repitamos!!!!









  

10 comentarios:

  1. Es impresionante el hotel, que decoración tan bonita. No imaginaba que fuese tan grande, tienes razón si vas tiene que ser a un sitio de calidad y con todos lo que necesites a mano. Si además estás en medio de un paraje natura está clarísimo que habéis acertado. Me ha encantado, es fabuloso.

    ResponderEliminar
  2. Me has puesto los dientes largos!!! Lo que daría por ir alguna vez en mi vida :P

    ResponderEliminar
  3. Madre mía eso son vacaciones y lo demás tonterías. Es un pedazo hotel. Nosotros estuvimos en otro similar hace trew años con la peque y queremos repetir. Me quedo con la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeejejjee... Es que estos hoteles son lo mejor.
      La peque quiere volver a repetir este año...

      Eliminar
  4. Un hotel precioso!! ueno, el complejo en sí una maravilla y la ubicación inmejorable, vale la pena aguantar un poco a los mosquitos por disfrutar de los animalitos salvajes que corretean por ahí. Aunque el caimán...Estaba suelto? porque si es así si que da miedito. Me alegro de que disfrutaráis, ya te fui siguiendo por las redes ;-) besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El coco no estaba suelto, ejejejeje... Tenía su recinto...
      Besitos

      Eliminar
  5. Nosotros estábamos en el Riu Palace y la verdad es que niños no se veían...imagino que no estaba muy orientado a ellos pero como íbamos de novios sin crios (no había nacido) no nos fijamos en eso. Ahora es al revés, busco hoteles y resorts familiares. Lo que cambia el cuento eh.

    ResponderEliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!