lunes, 2 de febrero de 2015

Culpabilidad por estar enferma...

Cada vez que me encuentro mal ( por la menstruación, por mi cervicalgia crónica... ), hago tripas corazón y voy tirando. Levanto a los peques, preparo desayunos, los llevo al cole, hago las tareas de casa, me encierro a trabajar en el despacho, hago la comida, los voy a buscar al cole, los llevo a extraescolares, ayudo con los deberes, hago duchas, cenas y pongo a dormir a los peques como cada día y aunque esté para el arrastre, ni mú y "pal'ante".

Voy tirando como puedo, unos días mejor que otros  pero intento que la casa esté decente, las comidas ricas y a punto y acabar todo el trabajo que tengo en la agenda para ese día.
Normalmente acabo agotada pero siempre pienso que como el " pachuchismo" es moméntaneo ( un par de veces al mes ) ese sobreesfuerzo no me va a suponer ningún trauma.
Pero estos días, la cosa ha sido diferente. He estado con gripe y no veais qué gripe... De esas de no poder mover ni las pestañas, dos días sin bajar de 39.9 y sin poder salir de la cama y casi que puedo decir que han sido de los días más angustiosos de mi vida...


Maridín en el trabajo, los peques al final se tuvieron que quedar en casa conmigo porque aquí estamos sólos y no teníamos a nadie que pudiera encargarse de ellos ( o bien los amigos que tenemos tienen los mismos horarios de cole de los peques pero no van al mismo o bien los que van al mismo son casi siempre 3 hermanos y los míos ya no caben en los coches... ), la casa patas arriba, sin recoger, sin limpiar, las camas sin hacer, las comidas lo más básicas posibles que no me tuvieran en pie mucho rato y poco más ( y yo a base de calditos... ).

Como podeis ver, mi mundo súper estructrado se vino abajo y cuando ya pude ponerme en pie y trastear un poco más, el caos era absoluto ( o al menos a mis ojos... ): trabajo acumulándose en la agenda, mil mails de trabajo por responder, la casa patas arriba y mi moral arrastrándose por los suelos... tanto, que cuando maridín llegó del trabajo, me encontró en la cocina llorando a moco tendido: me sentía culpable por haber estado enferma e incluso le pedí disculpas mil veces por tener todo al revés cosa que hizo que se mosqueara ( ya era lo que me faltaba pero creo que tiene razón, son cosas que pasan y no se va a acabar el mundo, pero me sabe mal haber desatendido todo... ).

No sé si a vosotr@s os pasa u os ha pasado pero me he sentido fatal, como si les fallara por no poder atenderles ni en cosas tan básicas pero a la vez tan importantes como llevarlos al cole o hacerles una simple cena.
Me veía en cama, con una fiebre que rozaba los 40 y sólo tenía ganas de llorar, por no poder tener todo en orden y al día, por hacerles perder clase ( fue un día sólo el que al final perdieron ), por no hacerles una cena rica como cada día...

Y mi pregunta es... Sé que no debería sentirme así, son cosas que pasan pero ... ¿ es normal este sentimiento de culpabilidad ? ¿ Quizá a veces me autoexijo demasiado ? ¿ Hay otras mamis a las que les pasa o soy un bicho raro ?...

Me encantaría saber qué opinais...

20 comentarios:

  1. Pienso que las mamis no podemos estar malas porque se viene la casa abajo. Yo también me sentí fatal estas navidades cuando estaba pegada al váter unos días con una gripe intestinal y Rosquis lloraba desatendido, si no estaba Papá Rosquillas. Pero es porque nos exigimos demasiado! Un monumento nos tendrían que hacer a las mamás. besitos y nada de sentirse culpable!!!

    ResponderEliminar
  2. No nos podemos permitir estar enfermas, y cuando caemos (inevitable) nos sentimos culpables. Es normal, aunque no deberíamos. No te agobies! :)

    ResponderEliminar
  3. Espero que este post conteste a tu pregunta mamablogger2.blogspot.com.es/2014/12/no-somos-super-padres.html, un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay hija! Cuántas veces me he encontrado en tu situación, con tres criaturas, el padre de las mismas fuera y sin apoyos...Y es verdad, te sientes culpable. Pero sabes que no es así, nos ponemos la carga sobre nuestros hombros, una obligación de perfección y atención, y chica, que somos humanas. Pobrecita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero queremos llegar a todo... Veo que me entiendes. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Pues cuando la mami se pone enferma la casa se cae. Es una verdad que se cumple en casi todos los casos. No todos, pero en la mayoría. Papá se puede poner malo, pero mamá no. Es injusto. Pero no te tienes que sentir culpable. Demasiado haces. Y nadie se va a morir por comer pasta dos días seguidos o no tener las camas hechas. Las pelusas se apartan con el pié y listo. Y al que se queje lo pongo a limpiar. Somos humanas y eso hay que aceptarlo desde el principio. Tenemos derecho a ponernos malas, a perder los nervios, a equivocarnos... Desde que lo asumí soy mucho más feliz. Encima la gripe a venido criminal este año. A ver si se va a hacer puñetas la maldita. Mucho ánimo, mejórate y piensa que tu siempre lo mantienes todo en orden y que por una vez que lo haga tu marido no pasa nada. Ellos también pueden bañarlos, hacer cenas y jugar con ellos. No son parcelas exclusivas de las mamis. ¡Ale! A sonarse los moquetes y ser realistas. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a apuntar a tu filosofía a ver si así no me agobio tanto la próxima gripe ( que espero que llegue de aquí a 4 años, que es lo que he tardado en volver a pillarla ).
      Muchos besitossssssssssssssssssss

      Eliminar
  6. Yo también me siento fatal cuando estoy enferma, pero a veces les viene bien para espabilar. Al padre para ponerse las pilas con las rutinas ( que parece que la casa se hace sola por magia) y al peque para apreciar más mis cariños.

    ResponderEliminar
  7. Es inevitable sentirnos culpables tenemos que aprender a ser menos exigentes con nosotras mismas a nadie le gusta estar malo y son circustancias que escapan a nuestro control, espero que ya estes mejor.
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya mejor por sueste.
      Besitosssss y gracias!

      Eliminar
  8. Me parece el sentimiento más normal del mundo, queremos llegar a todo, y pensamos que no estamos tan mal. Pero si el cuerpo dice basta es que necesita descansar, y la cabeza debe ayudar no haciéndonos aún encima sentir culpables. Seguro que has hecho todo lo posible. Ánimo.

    ResponderEliminar
  9. Acabo de leerte y es que entre buscando algo similar ya que estoy pasando por algo similar 4 días de gripe un desorden total reina en mi hogar y no se diga del descuido con mi bebe de 1 añito la cual ha decido portar te terriblemente mal estos días que mami esta enferma. Debo decir que no se por que motivo pero me tranquilizo leerte.. Gracias por compatir tus experiwncias.
    Saludos de una madre engripada desde Panamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya animado.
      Espero que te vayas encontrando mejor.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  10. No te sientas mal por caer mala y no llegar a todo, estaría bueno!!! cuando estamos malas, no hay tu tía, punto!
    Si la casa se queda sin hacer, que se quede, y no pasa nada!
    Creo que a veces nos cargamos demasiado la mochila sin darnos cuenta que parte del peso, no es nuestro, si no de más gente.
    Anímate y descansa.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tienes pero el caso es que siempre que me pongo pachucha, me siento mal...
      Un besito reina!!!

      Eliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!